Es imposible no reconocer que Play Store supo hacerse un lugar dentro del mercado de telefonía móvil, especialmente en aquellos dispositivos que funcionan bajo la atenta supervisión de Google. La importancia de Play Store hace que sea una de las pocas aplicaciones que siempre visitamos ya que nos permite mantener actualizadas nuestras demás aplicaciones que tenemos instaladas y se encuentran disponibles en cualquier lugar y hora en la que nos encontremos.

Existen dos formas de actualizar Play Store a la última versión y elegir entre una forma u otra dependerá de los conocimientos que tengamos referentes a la actualización de aplicaciones en Android y a la forma en la que fue instalado Play Store en nuestro dispositivo.

Actualización automática de Play Store

Esta forma de actualizar play store es la opción utilizada por defecto en las distintas instalaciones del mercado oficial de aplicaciones en Android. Para que la actualización automática de Play Store ocurra es necesario cumplir con el requisito de tener la instalación de Google de fábrica ya que así se consigue que el dispositivo nos emita una alerta cuando exista una nueva versión más actualizada de Play Store y bastará con que pulsemos un botón para que suceda la actualización.

En el caso nos llegue la notificación y no podamos realizar el procedimiento, tendremos que dirigirnos a las configuraciones de Play Store para comprobar cuál es la versión instalada que tenemos, dar click a la misma e inmediatamente la aplicación comenzará a actualizarse de forma automática.

Actualización Manual de Play Store

Si fuimos nosotros quienes instalamos Play Store para el móvil, lo más probable es que la actualización automática de Play Store no se lleve a cabo. Sin embargo, esto no significa que no podamos disfrutar de todas las novedades que las nuevas versiones traen consigo ya que bastará con realizar una reinstalación completa de la aplicación de Play Store a través del APK correspondiente para que tengamos la última versión de la tienda de aplicaciones oficial en Android. Puede que incluso así no se pueda realizar la actualización correspondiente; de darse el caso, la solución se centra en la eliminación del caché de la aplicación ya que, al encontrarse en ejecución, evita cualquier cambio que se realice en los archivos que comprenden la app instalada.

Sea cual sea la forma de actualizar Play Store, es importante tener en consideración que las aplicaciones se actualizan con frecuencia con el único fin de ofrecer mejoras en distintos aspectos entre los que destaca la seguridad de nuestro dispositivo, algo que no debemos pasar por alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *